· 

Cómo hacer la maleta perfecta estas vacaciones (y llevar lo más práctico y cool a tu destino)

 

Existen pocas cosas tan placenteras como preparar e imaginar con todo tipo de detalles tus próximas vacaciones. Además de estudiar concienzudamente los lugares de interés que quieres visitar en tu destino, ya te visualizas relajándote por las calas más bonitas y menos frecuentadas y disfrutando de un mojito en las terrazas más cool, pero lo que tienes clarísimo es el look tan ideal que lucirás en cada una de las situaciones típicas que se presenten durante tu idílica estancia. Eso sí, aunque te entusiasme la idea de combinar las diferentes prendas de tu armario estival y tus últimas compras, no te pasa lo mismo cuando llega el momento de hacer la maleta. Te agota nada más pensar en ello. Ni qué decir la necesidad de confeccionar una lista con todos los básicos que debes llevar, porque si quieres pasar unos días tranquilos, libres de estrés, tienes que hacerlo. ¿Cuántos pares de sandalias deberías llevar? ¿Qué vestido incluir en la maleta y que valga para diferentes planes? ¡Hay tantas decisiones que tomar! Y lo cierto es que te suele costar elegir qué piezas se van contigo y cuáles se quedan, porque no quieres equivocarte y tener que lamentarlo luego. Además, si vuelas en avión y no vas a estar muchos días es más práctico no facturar y llevar un equipaje de mano en el que quepa todo perfectamente.

Bueno, lo primero, tómatelo con calma porque se trata de llevarte lo necesario (con alguna concesión) para disfrutar, relajarte en tus vacaciones y no estresarte inútilmente. Lo segundo, déjalo en nuestras manos. Sí, porque nos gusta ponerte las cosas fáciles y darte soluciones eficaces, y ante la tentación de meterlo absolutamente todo, te vamos a sorprender con la fórmula ideal para que tu maleta de verano concentre el punto justo entre funcionalidad y estética, sin olvidar una dosis de tendencia, que sabemos que te anima, especialmente si te 'obliga' a ir de compras. Hemos reunido unas cuantas recomendaciones, fruto de nuestra experiencia (a base de ensayo-error), que te cubrirán en la mayoría de las escapadas veraniegas y sus posibles contextos. Ve sacando tu cuaderno favorito para no dejarte nada...

Primero, piensa siempre en el destino

Claro, es básico. Pero no sólo en relación a la climatología de cada lugar de vacaciones, sino en base a imaginarte el estado de ánimo y la sensación que te transmite ese destino para comenzar a visualizar cómo quieres verte, qué estilo quieres interpretar. Por ejemplo, una estética ad-lib en las islas Baleares, un estilo chic en la costa Amalfitana, un look relajado y exótico en Bali o con rollo explorador si tu plan es en un entorno de montaña. Así tendrás un punto de partida claro para comenzar a empacar y los looks que quieres crear.

Qué tener en cuenta al comprar tu traje de baño

 

El bikini (o bañador de una pieza) es un imprescindible si vas a un lugar de playa, pero aunque no viajes a un destino de playa siempre puede haber una piscina en tu hotel. Piensa en los colores, estampados y cortes que más favorecen a tus formas, así como el 'mood' del sitio al que vas a viajar. No olvides los pareos, caftanes o túnicas con los que cubrirte tanto antes como después y procura configurar el look completo con tu traje de baño (pareo con bikini, caftán con bañador, vestido de verano con bikini).


Escribir comentario

Comentarios: 0

CONTACTO

contacto@diarioenlared.es

NOTA DE PRENSA

Mándanos tu nota de prensa a edicion@diarioenlared.es

Comentarios: 0